Mantenimiento de
Extintores, Bies e Hidrantes

Los medios materiales de protección contra incendios se someterán al programa mínimo de mantenimiento que se establece en las Tablas I y II del R.D. 1942/1993.
Las operaciones de mantenimiento recogidas en la Tabla I serán efectuadas por personal de un instalador o un mantenedor autorizado, o por el personal del usuario o titular de la instalación.
Las operaciones de mantenimiento recogidas en la Tabla II serán efectuadas por personal del fabricante, instalador o mantenedor autorizado para los tipos de aparatos, equipos o sistemas de que se trate.
En todos los casos, tanto el mantenedor como el usuario o titular de la instalación, conservarán constancia documental del cumplimiento del programa de mantenimiento preventivo. Una copia de dicha documentación se entregará al titular de los aparatos, equipos o sistemas.

Programa de mantenimiento de Extintores
Dentro del programa de mantenimiento de los Extintores se comprobarán la ubicación original del extintor, la idoneidad del agente extintor y cantidad de aparatos, accesibilidad del extintor, visibilidad y señalización, instrucciones de uso y características del extintor, estado de los precintos, presión de servicio, instalación de extintores, estado del cuerpo y cabeza del extintor, fecha de fabricación y número de registro, peso del extintor (en su caso), conservación de manguera y difusor y colocación de la tarjeta de inspección (ATV).
Cada 5 años se procederá a la prueba de presión del recipiente, de acuerdo con la ITC-MIE-AP5 del Reglamento de Aparatos a presión y se entregará certificado de dicha prueba.
Tanto los retimbrados como la recarga, en caso de uso del extintor, se realizan en las instalaciones de CDAF y se le instalará una etiqueta identificativa de dicha operación.

Programa de mantenimiento de Bocas de Incendio Equipadas
Se realiza inspección de la accesibilidad, señalización y visibilidad de la BIE, fecha de fabricación y de las pruebas hidrostáticas, verificación del estado de la manguera, estanqueidad de la válvula, comprobación de presión, y conservación del armario.
Al término de la inspección se pondrá una etiqueta adhesiva dentro del armario indicando la fecha de la misma.
Cada 5 años, la manguera debe ser sometida a una presión de prueba de 15 Kg. / cm2.

Programa de mantenimiento de los Hidrantes
Trimestralmente se comprobará la accesibilidad a su entorno y la señalización de los hidrantes enterrados. Se realizará una inspección visual comprobando la estanqueidad del conjunto y se engrasaran las roscas y se comprobará el estado de las juntas de los racores.
De forma semestral se verificará que todas las válvulas se encuentran abiertas y no presentan daño alguno (golpes, corrosión, etc.). Comprobaremos que se encuentra pertinentemente señalizado conforme a la Norma UNE 23033. Se verificará que todas las salidas del hidrante tienen sus tapones correspondientes y las juntas no se encuentran cuerteadas o deterioradas. Se abrirá la válvula engrasando la llave de apertura si fuese necesario y verificaremos que una vez cerrada la válvula, no queda nada de agua.